Buscar
  • Ariadna Vallverdú

¿Qué es el té chai y para qué sirve?



Versátil, aromático y con una curiosa historia a sus espaldas, té chai es, junto con el té matcha, una de las bebidas más populares entre los amantes del té.


La combinación del sabor terroso del té negro, el toque picante del jengibre, la fragancia dulce y aromática de la canela y la magia de otras especias (como la pimienta, el cardamomo y el anís) que esta bebida contiene, produce una poderosa explosión de sensaciones que muy pocas personas son capaces de resistir.


¿Qué es el té chai?


En muchos lugares del mundo la palabra «chai» significa ‘’, de modo que el concepto ‘té chai’ podría resultar redundante o confuso.


El té chai surgió en la India hace miles de años, pero entonces se denominaba «masala chai». De hecho, el formato original de la mezcla «masala» no incorporaba ningún tipo de té en la base y consistía simplemente en una combinación de especias entre las cuales destacan el cardamomo, el jengibre, el clavo, la canela, la pimienta negra, la nuez moscada, el anís estrellado o el hinojo.


Sin embargo, en Occidente adquirimos la palabra “chai” para referirnos a la deliciosa tisana que resulta tras combinar todas estas especias —o parte de ellas— con alguna base de té (generalmente, té negro o té verde).


Té chai: la receta definitiva


Algo que caracteriza la receta del té chai es su versatilidad: cada mezcla admite diferentes combinaciones de especias y puede contener distintas bases de té (incluso puede no contener ninguna, como en su versión original).


La clave para preparar un buen té chai es respetar siempre los tiempos de infusión y temperatura ideales para cada tipo de té y seguir las instrucciones específicas de cada fabricante.


Sin embargo, aquí te dejamos un método universal e infalible para preparar esta bebida:

  • Si el té chai tiene una base de té negro o verde, sumerge la mezcla en un cuarto o media taza de agua hirviendo durante un máximo de 5 minutos. Si el preparado no posee ninguna variedad de la planta Camellia sinensis, puedes dejarlo infusionar durante hasta 15 minutos. Ten en cuenta que, cuanto más tiempo lo dejes, más intenso será tu té.

  • Mientras tanto, calienta la cantidad deseada de leche o bebida vegetal hasta que empiece a hervir.

  • Remueve la leche caliente y cuela.

  • De forma opcional, si quieres darle un toque más dulce a tu té, añade miel, azúcar o tu endulzante favorito.

  • ¡Listo! ¡Ya puedes disfrutar esta increíble bebida!


18 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo